Dénia Ciudad Creativa de la Gastronomía

plato con gambas a la plancha

Dénia, cuatro años como Ciudad Creativa de la Gastronomía

Han pasado ya cuatro años desde que en diciembre de 2015 la UNESCO anunció que Dénia obtenía el nombramiento de Ciudad Creativa de la Gastronomía. En honor a esta fecha he decidido recordar las conclusiones al realizar mi TFG “Red de Ciudades Creativas de la UNESCO, el caso de Dénia

Conclusiones de TFG Red de Ciudades Creativas de la UNESCO, el caso de Dénia (julio de 2016)

La inclusión en la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO obliga a las ciudades a marcarse unas exigencias, un plan de acción, esfuerzos conjuntos entre diferentes sectores, dejando las creencias políticas de lado. Es una forma de reorganizar el camino hacia dónde se quiere ir y poner todos los esfuerzos en el campo de la subred a la que se quiere pertenecer, siempre respetando el desarrollo sostenible y asesorando a las ciudades que están en menor desarrollo para que logren sus objetivos.

El desarrollo sostenible según la UNESCO

El desarrollo sostenible es según la UNESCO “desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”, es decir, la tradición local es la que se debe recuperar y fomentar para que el modelo económico sea sostenible. Aprovechando el nombramiento de Dénia y comarca Marina Alta como Ciudad Creativa de la gastronomía de la UNESCO y todo lo que ello engloba, es el momento de crear una conciencia social entre sus habitantes en primer lugar, y entre los visitantes en segundo, de la importancia de consumir productos autóctonos de la zona por un lado, para que el desarrollo sea factible y por otro, sostenible.

Años duros para la comarca de la Marina Alta

Cierto es que han pasado años muy duros en lo que respecta a la economía y los consumidores iban a buscar los productos más económicos en detrimento de los productos de la misma región que resultan menos asequibles, algo que a la larga es muy negativo, pero con el nombramiento de Dénia y comarca como Ciudad Creativa de la Gastronomía en la UNESCO, se espera sensibilizar a la población para que consuma productos autóctonos aunque ello conlleve un coste superior. Por ejemplo, en Dénia existen muchos huertos de naranjos que no son comercializados porque el coste que supone no compensa a las ganancias que se estiman, y en los supermercados de la zona encontramos naranjas procedentes de países extranjeros. Esto ha ocurrido porque el coste de cultivo y comercialización de la naranja de la zona supera con creces al cultivo, comercialización e importación de naranja extranjera. Algo que se evitaría si se apoyase al productor local, pues a más venta menor es el coste de producción.

Apostar por el turismo

Aparte de la crisis de la última década, la comarca se decantó por dejar algo de lado al motor económico del turismo y centrarse en la construcción masiva. Por ello ahora es momento de poner todo el empeño en mejorar el sector turístico lo máximo posible y recuperar el paisaje. El nombramiento de Dénia como Ciudad Creativa de la UNESCO, es un hecho que está motivando a todo el sector de turismo y restauración.

No perdamos la oportunidad del título

Si se aprovecha la ocasión y se involucra a los habitantes, el nombramiento puede aportar muchos beneficios a la ciudad, tanto a nivel económico como a nivel cultural. De hecho, ya se puede percibir, aparte de los convenios o proyectos que hay en marcha, una sensación de satisfacción y motivación en los sectores involucrados.

Lo que sería de suma importancia es hacer campaña de concienciación para que la gente de la comarca esté bien informada de lo que supone el nombramiento en sí, ya que como he comentado anteriormente, muchas personas que no están involucradas piensan que es un título dedicado a la “cocina creativa”, y que esto no va a aportar ningún beneficio a la conservación del medio ambiente o cultura de la zona.

Analizar la situación antes de los cuatro años

Sería conveniente que en menos de dos años se hiciera un nuevo estudio sobre el “Caso de Dénia como Ciudad Creativa de la UNESCO”, ya que al ser un título obtenido tan recientemente, muchas de las acciones con las que se ha comprometido la Candidatura están por confirmar. El plan que se ofrece a la UNESCO tiene una duración prevista de cuatro años, y si se realizase un análisis de la situación a mitad de periodo se podría reaccionar para subsanar los fallos cometidos y no llegar a perder el título obtenido.

Con el presente proyecto se ha pretendido mostrar el recorrido de la candidatura de Dénia y La Marina Alta para su inclusión en la lista de ciudades creativas de la gastronomía de la UNESCO y su desenlace exitoso, así como las oportunidades de desarrollo sostenible de varios sectores que brinda el proyecto “Dénia & Marina Alta #Tasting Life”.

Se espera que el lector haya disfrutado tanto con su lectura como yo con su realización. A pesar de que he estudiado el Grado en Turismo y ser natural de Dénia, son muchos los conocimientos nuevos sobre la Marina Alta que este trabajo me ha aportado. Asimismo, me he sensibilizado con la cultura y las tradiciones de Dénia, y me ha hecho ver el gran potencial turístico que tiene la ciudad de Dénia y comarca Marina Alta, lugar donde nací.

Alba Romá Domínguez